CITESwoodID: Descripciones, Ilustraciones, Identificación y Consulta de Información

H.G. Richter, K. Gembruch, G. Koch

Los autores

CITESwoodID fue desarrollado en su primera versión entre Junio y Noviembre de 2005 en respuesta a un pedido por parte de la agencia CITES alemana. La base de datos correspondiente fue elaborada por K. Gembruch y Dr. H. G. Richter, en cooperación con Dr. G. Koch, en el Thünen-Institut, Hamburgo, Alemania. Hasta hoy está disponible en los idiomas ingles, alemán, francés y español. Las actualizaciones subsecuentes (2008 y 2013) fueron elaboradas por los últimos dos autores.

Especies incluidas

Actualmente la base de datos contiene a) las maderas comerciales más importantes protegidas bajo CITES y conocidas por su potencial para la manufactura de madera aserrada y productos base madera; y b) un número de maderas comerciales fácilmente confundidas por maderas CITES por tener una apariencia externa y/o una estructura muy similar. Plantas/árboles protegidos bajo CITES proporcionando apenas productos secundarios fueron incluidos en la base de datos solamente en algunos casos individuales.

Introducción

CITESwoodID le confiere al usuario la posibilidad de identificar maderas comerciales protegidas bajo CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) mediante el uso de caracteres macroscópicos. Caracteres macroscópicos son todos aquellos que se puede observar o percibir a simple vista o con una lupa, aumento de aproximadamente 10x. Aparte del propio proceso de identificación, la base de datos le permite al usuario acceso a descripciones e ilustraciones adicionales de maderas comerciales no protegidas bajo CITES, sin embargo, son tan similares a las respectivas maderas CITES que pueden ser fácilmente confundidas con las últimas.

Los datos han sido elaborado en el sistema DELTA, y la identificación interactiva utiliza el programa Intkey – ver delta-intkey.com.

Las imágenes fotográficas de alta calidad ilustrando los caracteres usados para la identificación y las maderas que comprenden la base de datos, fueron preparadas con el máximo cuidado posible. Las fotos ilustrando la sección transversal fueron tomadas a un aumento de aproximadamente 10x, que corresponde al aumento de una lupa de uso común. Las reproducciones de las superficies longitudinales representan el tamaño natural, o sea, aumento de 1:1. Con estas imágenes el usuario dispone de un medio excelente para visualizar los conceptos de los caracteres y comparar directamente los resultados de una identificación con la madera desconocida a ser identificada. Además, casi todos los caracteres usados para la descripción y identificación son acompañados por notas explicativas, las cuales contienen definiciones, ejemplos, instrucciones para procedimientos, etc.

CITESwoodID constituye una ayuda visual (ilustraciones) y textual (descripciones) para la identificación y tendrá como usuarios a todas las instituciones y personas encargadas con el monitoreo y control de la importación y exportación de madera y productos madera, observando las disposiciones normativas CITES. Se dirige también a las instituciones de educación primaria y secundaria cuyo currículo relaciona de una u otra manera a las ciencias forestales, productos forestales y áreas afines. Además, el uso continuo del sistema es altamente auto educativo, por lo tanto, pasado algún tiempo de entrenamiento, puede ser empleado exitosamente, aun por personas no familiarizadas con la madera y su estructura anatómica.

Desde que la identificación de la madera se convirtió en una necesidad con el surgimiento de tantas maderas exóticas en los mercados locales y regionales, los caracteres macroscópicos han sido parte del proceso. Servían principalmente para tener una primera idea de que madera se trataba en caso de una muestra desconocida. Sin embargo, un resultado final de la identificación dependía del estudio microscópico ya que la microscopía ofrece una gama de caracteres mucho más amplia, y por lo tanto, mayor seguridad en la identificación de la madera en cuestión. Esta situación no ha cambiado, las circunstancias aun si. De hecho, la identificación de la madera ha terminado por ser una necesidad diaria en el ramo maderero, principalmente en lo que respecta al control de calidad por parte de las empresas importadoras y productoras, y por supuesto, las agencias CITES. Sin embargo, los que practican este tipo de control normalmente no disponen de la infraestructura sofisticada que requiere la investigación microscópica, o sea, el equipo de laboratorio y una xiloteca de referencia con muestras autenticadas para poder comprobar los resultados de una identificación. Por lo tanto, las características externas y de la estructura macroscópica constituyen los únicos recursos disponibles para realizar por lo menos temporalmente, el control de calidad (identidad) en los puntos de salida y entrada de carga de madera y averiguar si la madera fue correctamente nombrada.

El que se dedica a la identificación macroscópica, debe darse cuenta desde el inicio que las posibilidades de llegar a un resultado confiable son algo limitadas en comparación con la identificación basada en los caracteres microscópicos. Primero, el número de caracteres macroscópicos es mucho menor. Segundo, la identificación macroscópica depende frecuentemente de caracteres que, por su naturaleza muestran una gran variabilidad, por ejemplo, aquellos influenciados por factores externos tales como las condiciones de crecimiento del árbol (formación de los anillos de crecimiento) o la posterior exposición de la madera procesada al oxigeno y la radiación ultravioleta (color de la madera). Por eso el usuario menos experimentado corre el peligro de llegar a conclusiones erróneas con base en una interpretación subjetiva de un carácter muy variable. De hecho, como es el caso con maderas con estructuras muy semejantes, la identificación macroscópica puede resultar en una selección de varias maderas muy similares entre si las cuales no pueden ser diferenciadas macroscópicamente con suficiente seguridad. Debido a ello, la separación de estas maderas requiere una investigación con base en la microscopía a ser llevada a cabo por una institución científica que disponga tanto del personal calificado como de la infraestructura requerida para tales estudios, por ejemplo el Thünen-Institut, Hamburgo, Alemania (http://www.ti.bund.de/).

Planos de observación

La observación macroscópica se realiza en los siguientes planos:

•           Transversal (perpendicular al eje del tronco),

•           Radial (longitudinal, paralelo al eje del tronco) y

•           Tangencial (longitudinal, paralelo al eje del tronco y perpendicular al plano radial),
(también llamados de “cara”, “sección” o “superficie”).

Las observaciones hechas en estos tres planos se combinan para dar una impresión tridimensional de la estructura macroscópica de la madera. Con base en estas observaciones las diferencias entre ciertas maderas pueden ser atribuidas a determinados caracteres, resumidas en una descripción macroscópica y usadas para la identificación mediante comparación directa con muestras de referencia, o indirecta con imágenes de las mismas.

Plano transversal

También llamado de sección o cara transversal. Ofrece el mayor número de posibilidades para la identificación macroscópica, revela de la mejor manera los caracteres diagnósticos de los tejidos axiales como tipo, distribución y disposición, incluso las características importantes de los anillos de crecimiento. Estas observaciones son mucho más útiles que las posibles en las caras longitudinal radial y tangencial, aun en una área muy reducida. Sin embargo, hay límites en lo que respecta al tamaño del área disponible para observación y detección de detalles estructurales). Por ejemplo, en chapas rebanadas muy finas (alrededor de 0.5 mm de espesor), seria prácticamente imposible reconocer padrones estructurales característicos en el plano transversal, requiere reconstruirlos con base en el veteado correspondiente que se observa en las caras longitudinales radial y tangencial.

Plano radial

El plano cuya superficie es paralela al eje del tronco y que sigue la trayectoria desde la médula hacia el perímetro (a lo largo de los radios). Expone la apariencia de los tejidos axiales (vasos, parénquima axial, fibras) cruzados a un ángulo de 90° por las franjas de los radios orientados horizontalmente. Sin embargo, debido a la trayectoria siempre algo irregular sinuosa de los radios (contorneando los vasos grandes) su exposición es generalmente intermitente. La apariencia de los radios grandes (altos) en las caras radiales en forma de franjas oscuras o claras puede ser altamente vistosa, en la práctica se habla de “espejuelo” o veteado “plateado” debido a la intensa reflexión de la luz incidente, por ejemplo, los radios extremadamente grandes en los encinos (robles). Los límites de los anillos de crecimiento, cuando están claramente demarcados, se presentan en las caras radiales como líneas finas axiales (verticales).

Plano tangencial

El plano cuya superficie es paralela al eje del tronco, sin embargo, su orientación es la de una tangente a los anillos concéntricos de crecimiento y perpendicular a la dirección de los radios. En la cara tangencial los radios son cortados perpendicularmente y aparentan navículas delgadas (de contorno fusiforme o ahusado) difíciles de observar a menos que estén de tamaño medio a grande (generalmente mas de un milímetro de altura). Los limites de los anillos de crecimiento, cuando están claramente demarcados, se presentan en las caras tangenciales en forma de arcos superpuestos (forma de U o V).

Por conveniencia, los planos transversal, radial y tangencial se denominan frecuentemente con las letras mayúsculas X, R, y T; en el contexto de descripciones microscópicas se encuentra muchas veces los siguientes acrónimos adoptados del idioma ingles: TS (transverse section), RLS (radial longitudinal section) y TLS (tangential longitudinal section). Debido a la resolución modesta del ojo humano, aun ayudado por una lupa, el reconocer células individuales es prácticamente imposible. Apenas los vasos y en los pocos casos cuando ocurren, los canales intercelulares, alcanzan diámetros suficientemente grandes que permiten verlos a simple visto o con lupa. Se les observa como orificios más o menos circulares en el plano transversal (comúnmente llamados “poros”) o como ranuras finas (líneas vasculares) en las caras longitudinales. Todos los otros tipos de células son muy pequeñas de manera que se vuelven visibles solamente cuando forman aglomerados o tejidos (conjuntos de células del mismo tipo) de mayor extensión los cuales se distinguen de los demás en forma y color.

Estructura macroscópica de latifoliadas

Las latifoliadas son compuestas de los siguientes tejidos principales:

•           Fibras (tejido mecánico),

•           Parénquima (tejido de transporte y almacenamiento de nutrientes),

•           Vasos (conducción de agua),

•           Canales intercelulares (tejido secretor), de ocurrencia poco frecuente.

Las fibras imparten resistencia mecánica. Son responsables por resistir a las diversas fuerzas que actúan dinámica y estáticamente sobre el árbol en pie y sobre la madera bajo carga. Las fibras generalmente ocupan el mayor volumen de la madera. Son muy largas y delgadas, y debido a sus paredes frecuentemente espesas, el conjunto (tejido) de las fibras se presenta en la sección transversal como un fondo de color generalmente más oscuro contrastando con los vasos, el parénquima axial y los radios, comúnmente de color más claro.

El parénquima es responsable por el transporte y almacenamiento axial y radial de los nutrientes en la parte viva (albura); también producen y depositan compuestos orgánicos e inorgánicos acompañando el proceso de “duramenización”. Conforme a su orientación respecto al eje del árbol se distingue dos tejidos parenquimatosos: de orientación vertical (paralelo al eje del tronco = parénquima axial) y horizontal (perpendicular al eje del tronco = radios). Las células parenquimatosas casi siempre tienen paredes delgadas y son visibles macroscópicamente apenas en forma de aglomerados de mayor extensión. El parénquima axial puede ser muy conspicuo y los diversos padrones específicos son de alto valor diagnostico.

Los radios también constituyen un tejido importante en la identificación macroscópica, principalmente en lo que respecta a su tamaño (altura y ancho) y a su disposición en la cara tangencial (estratificados o no).

Los vasos de las latifoliadas sirven como conductos para el transporte del agua en el árbol vivo, desde las raíces hacia la copa. En la cara transversal se los observa como poros (orificios) dispuestos en una variedad de padrones específicos; en las caras longitudinales aparentan ranuras poco profundas (líneas vasculares), las cuales, dependiendo de su diámetro y presencia o ausencia de contenidos pueden presentarse de forma muy conspicua. Los vasos son las únicas células individuales que por sus dimensiones grandes (diámetro, largo), pueden ser diferenciados a simple vista o con lupa.

Algunas latifoliadas poseen canales intercelulares (resiníferos) axiales y/o radiales (formando parte de un radio). Son pasajes tubulares que actualmente representan espacios intercelulares en la madera rodeados por células especializadas secretoras (epitelio). Canales intercelulares normales hacen parte de la estructura de algunas maderas tropicales, por ejemplo miembros de las familias Dipterocarpaceae y Fabaceae. Presencia, tamaño y disposición de los canales intercelulares axiales son de gran utilidad en la identificación macroscópica ya que son de alto valor diagnóstico. Sin embargo, en una superficie transversal generalmente son difíciles de distinguir de los vasos, a menos que se manifiesten por su color blanco brillante (resina cristalizada), por manchas oscuras alrededor de los orificios (exudación de resina no cristalizada) o por su tamaño muy diferente al de los vasos.

Estructura macroscópica de coníferas

Las coníferas han evolucionado en nuestra tierra mucho antes que las latifoliadas, por lo tanto han retenido una estructura de su madera relativamente primitiva comparado con la de las latifoliadas más especializada y compleja. Por ser más difíciles de identificar macroscópicamente debido a la falta de células y/o tejidos distintivos, se les presenta en este contexto posteriormente a las latifoliadas. Básicamente, la madera de coníferas es compuesta de solamente tres tipos de células/tejidos o sea:

•           Traqueidas (función combinada de resistencia mecánica y conducción),

•           Parénquima (transporte y almacenamiento de nutrientes), y

•           Canales intercelulares (resiníferos) (tejido secretor).

Las traqueidas de las coníferas son responsables tanto por resistir a las diversas fuerzas que actúan dinámica y estáticamente sobre el árbol en pie y sobre la madera bajo carga como por la conducción del agua desde las raíces hacia la copa. Su diámetro puede ser muy variable, sin embargo raras veces de tal magnitud que permita su observación aun con lupa de aumento de 6x a 12x. A pesar de ello, las traqueidas producidas al inicio del periodo vegetativo del árbol, pueden diferir considerablemente de los producidas al final en diámetro así como particularmente en espesor de la pared celular, formando franjas alternantes de color claro (madera temprana) y oscuro (madera tardía) dentro de un anillo de crecimiento. El espesor de la franja de madera tardía así como la transición entre madera temprana y tardía dentro de un anillo de crecimiento pueden ser de utilidad en la identificación macroscópica de madera de coníferas.

Células de parénquima axial, aun presentes en muchas coníferas, nunca forman aglomerados suficientemente extensos para permitir su observación a simple vista o con lupa. Además, los radios de prácticamente todas las coníferas son generalmente uniseriados (muy finos) y muy bajos, compuestos de una sola hilera de células. Por lo tanto, los tejidos parenquimáticos de orientación axial y radial generalmente no pueden contribuir a la identificación macroscópica de la madera de coníferas. Radios que contienen canales intercelulares (radios “fusiformes”) se apartan de la regla por ser más anchos y más fáciles de observar, pueden ayudar en la identificación macroscópica cuando son suficientemente numerosos y grandes.

Canales intercelulares (resiníferos) ocurren en todas especies de algunos géneros pertenecientes a la familia Pinaceae, entre ellos los pinos (Pinus spp.), pinabetes (Picea spp.), alerces (Larix spp.) y Douglas-fir (Pseudotsuga spp.), todos con canales axiales así como radiales. Por lo tanto, la presencia de canales intercelulares le permite al usuario separar como paso inicial las maderas de estos 4 géneros de las demás coníferas (sin canales intercelulares). Tamaño, frecuencia y disposición de los canales axiales pueden ser de alguna utilidad ante la necesidad de distinguir taxones individuales entre y dentro de estos grupos taxonómicos.

Calibración del color de las imagenes

Las imágenes ilustrando caras longitudinales han sido ajustados “true to colour“ (colores reales) usando un monitor de alta calidad calibrado en el sistema ADOBE-GAMMA. Sin embargo, no se debe confiar completamente en la reproducción a colores de estas imágenes debido a que la mayoría de los monitores convencionales no disponen de una calibración en ADOBE-GAMMA, o como en el caso de los monitores TFT, no pueden ser calibrados..

Información adicional

La lista de los caracteres contiene un número limitado de caracteres ‘texto’ para entrar con observaciones y comentarios adicionales referentes a los varios tópicos. Estos caracteres 'texto' sirven para guardar informaciones acerca de atributos particulares de un taxon descrito las cuales no son comprendidas por los caracteres rígidamente estructurados de la lista. Sin embargo, cuando surge la necesidad de distinguir entre dos o más taxons en su mayor parte idénticos, estas observaciones pueden ser útiles o a veces hasta diagnósticos, facilitando una decisión final para terminar una identificación, bien por comparación las descripciones completas, bien por hacer uso de la función Inteky de "Differencias (ver abajo)

Como usar Intkey para la identificación de madera y consulta de informaciones

Preparación de los especímenes

La observación de los caracteres generales así como estructurales se lleva a cabo en las caras transversal y longitudinal (radial y tangencial). Es imprescindible efectuar un corte muy limpio y plano en la sección transversal para que revele los detalles estructurales con suficiente nitidez. Se recomienda usar un cortador de navajas desechables (de alta calidad) para hacer cortes perpendiculares al hilo. La navaja debe moverse siempre de manera deslizante para producir cortes lisos de buena calidad. En lo que respecta a las caras longitudinales un cepillado manual o con máquina generalmente produce una calidad satisfactoria. Una iluminación adecuada es igualmente importante para la observación a simple vista o con lupa. Asegúrese de girar la muestra a diferentes posiciones respecto a la luz incidente debido a que la reflectividad de los diversos tejidos que componen la madera varía con el ángulo de la incidencia de la luz. Maderas extremadamente blandas requieren que se haga el corte transversal con una navaja flexible (de rasurar). Maderas extremadamente duras frecuentemente requieren cortes sucesivos de mínima profundidad para obtener áreas limpias suficientemente grandes para una evaluación inicial de los detalles estructurales. Además, se recomienda fijar la muestra en un tornillo de carpintero para facilitar el corte con navaja. Tener cuidado de cambiar la navaja desechable frecuentemente para evitar que las melladuras inevitables, produzcan ralladuras que pueden por un lado obstruir la observación de estructuras tenues existentes, y por otro lado interpretarse erróneamente como estructuras realmente inexistentes.

Identificación

Al abrir el programa la pantalla Intkey despliega cuatro ventanas (1a; 1b; 2a; 2b de la figura) las cuales le permiten al usuario seguir cada paso de una identificación en transcurso.

Como patrón estándar el programa inicia en el "modo normal" de trabajo, o sea, los caracteres disponibles se encuentran desplegados automáticamente en la respectiva ventana, siguiendo una secuencia de los ‘mejores’ caracteres (parte izquierda superior). Generalmente la identificación será más rápida y más exacta usando los caracteres que se encuentran en la parte superior de la lista. Si desea usar un carácter particular sin escanear visualmente toda la lista, haga uso del botón  (“Buscar texto en los caracteres”). Otra opción seria activar el botón  (“Orden Natural”) para desplegar los caracteres disponibles en el orden original de la lista de caracteres. Para regresar al orden de 'mejores' caracteres haga uso del botón  (“Orden de lo mejores caracteres”).

Sea cual fuera la opción usada, los caracteres todavía disponibles (ventana izquierda superior), los caracteres usados (ventana izquierda inferior), los taxones remanentes (ventana derecha superior) y los taxones eliminados (derecha inferior) serán indicados en la ventana correspondiente después de cada paso durante el transcurso de una identificación.

Tener cuidado de trabajar siempre con la expresión positiva (afirmativa) de un carácter en cuanto fuera posible. El uso de la opción negativa, por ejemplo ‘ausente’, implica en correr un riesgo considerable de tomar el camino erróneo debido a que ‘presente’ es un hecho (y así fue codificado en la base de datos) pasado por alto a primera vista.

La gran mayoría de los caracteres viene acompañado por notas explicativas aportando informaciones referente a definiciones, atribución correcta de observaciones difíciles de interpretar, procedimientos a seguir en la preparación de muestras para ciertas pruebas, ejemplo(s) de maderas que muestran una expresión típica del carácter en cuestión, notas de advertencia de cómo protegerse ante una interpretación errónea, información adicional respecto a caracteres secundarios no incluidos en la lista, etc. Además, los caracteres y las maderas tratadas en la base de datos son acompañados por imágenes en colores de alta resolución ilustrando las estructuras macroscópicas como se presentan en las caras transversal y longitudinal. Estas imágenes son de gran utilidad para seleccionar el carácter adecuado de la lista y usarlo de manera apropiada. Igualmente, son muy útiles en el último paso de la identificación, o sea, la confirmación (o rechazo) por comparación visual con el resultado obtenido.

Consulta de indormación

A través del botón intros ("Introducción y referencias bibliográficas") son accesibles los siguientes archivos texto (formato DOCX): Introducción a la base de datos (este archivo); Lista de caracteres con y sin notas explicativas; Abreviaturas (códigos internos usados en la base de datos); Atributos implícitos; Reconocimientos; Referencias bibliográficas; Contactos; Advertencia respecto al uso de la base de datos; Copyright.

El botón  (“Información sobre los taxones”) le permite al usuario abrir imágenes acompañando los taxones para comparación visual directa.

Diferencias entre los taxones remanentes (texto e imágenes)

La identificación macroscópica, aún ejecutada por personal experto, resultará frecuentemente en una selección de varias maderas de estructura y apariencia exterior muy similar. Generalmente es muy difícil o practicamente imposible diferenciarlas mediante los caracteres todavía disponibles para la identificación. En estos casos se recomienda activar el botón diff_ts ("Diferencias") para obtener una lista de diferencias entre los taxones seleccionados, ya sea para todos los caracteres o para un subconjunte de caracteres.

La comparación cuidadosa de las diferencias encontradas en conjunto con las imágenes puede darle al usuario una pista a seguir, y finalmente llegar a un resultado satisfactorio.

Aprender más sobre Intkey

El programa está inicialmente en "modo normal", que es adecuado para la mayoría de los propósitos. Para más opciones, seleccione "Modo avanzado" en el menú "File". Ayuda para todas las opciones Intkey está disponible en el modo avanzado.

Ejemplos elaborados utilizando Intkey para la identificación y consulta de información están disponibles en http://delta-intkey.com en el capítulo “Overview of the DELTA System”.


Contents